La Delegación de Participación Ciudadana de esta Jefatura Superior de Policía, de la Región de Murcia, ha tenido conocimiento de la aparición de nuevas modalidades de estafas que afectan tanto a las residencias de la tercera edad como a personas mayores de 65 años, todas ellas relacionadas con la crisis sanitaria actual (COVID-19), así como la reactivación del delito de hurto a través de la petición de firmas para una supuesta asociación.

    A continuación se procede a describir las citadas modalidades delictivas objeto de esta difusión, entre ellas Las Residencias de Mayores:

    1) Una residencia de la tercera edad recibe llamada telefónica de una persona que dice ser médico y gestor de Sanidad y Consumo, mostrando un amplio conocimiento sobre la temática sanitaria. Tras informar de la realización de inspecciones en las residencias de mayores, esta persona comunica que se va a proceder a instalar “cámaras termográficas anti-covid” en su residencia (las cuales sirven para la medición de la temperatura corporal). A su vez, explica que la empresa de transporte se pondrá en contacto con el director de la residencia para concretar la recepción de las cámaras.

    A continuación, la supuesta empresa de transporte llama a la residencia informando de ciertos problemas en la entrega de los paquetes, facilitando el número de seguimiento del envío, así como el número de cuenta bancaria donde la residencia ha de realizar el pago de 2.700 euros y poder, de esta forma, recibir las citadas cámaras.

            Modalidad delictiva hacia Mayores principalmente en el interior de viviendas:

    1) Autores desconocidos contactan telefónicamente con una persona mayor alegando ser personal de la Comunidad Autónoma, durante la conversación concretan día y hora para personarse en su domicilio (con carácter de urgencia, alegando que corren un grave peligro) y así proceder a la desinfección del interior de su vivienda. Posteriormente se personan en su domicilio con la intención de sustraer los efectos de valor de la víctima.

    2) Un individuo se hace pasar por integrante de una Asociación de Jubilados y Mayores y, portando una carpeta, solicita a la víctima su firma para apoyar a una determinada asociación. Tras la maniobra de distracción sustrae al descuido las pertenencias de la víctima.

 

    RESUMEN IMPORTANTE.-

         No contacten con personas desconocidas, y desconfíen de las propuestas interesantes que les hacen, aunque digan que llaman en nombre de alguna institución oficial. Jamás tengan una cita con este tipo de personas, y menos aun dejarlas que accedan a nuestros domicilios.

    Si tienen algún problema o bien si necesitan algún tipo de ayuda, no duden de llamar a la Policía Nacional al 091. Muchas gracias por todo.